¿Por qué escribí Secretos de un seductor?


Varias personas me han preguntado el por qué de escribir Secretos de un seductor, y voy contar que me llevo a escribir el libro.

Hasta el año 2008, lo único que había escrito sobre papel había sido los exámenes y tareas del colegio, y en el teclado del ordenador, algún chat o web donde intentaba conocer chicas con las que poder quedar y tener algo con ellas. Como podrás comprobar mi faceta de escritor no es vocacional, sino producida por el giro de los acontecimientos.

Los acontecimientos fueron que a finales del 2007, cuando Ángel, un antiguo compañero del colegio, el cual había llegado a sus manos un "manual de seducción" de un autor valenciano. Un libraco de más de 600 páginas, parecía un libro de 5º de carrera. El caso es que después de ponerme excusas a mi mismo, al final me picó la curiosidad y lo terminé comprando en una librería y leyéndolo.
Una vez leído, tocaba ponerlo todo en practica, o al menos intentarlo...No hace falta decir que para un chico tímido que tiene muy poco éxito con las mujeres y le toca "aprender a ligar" ya con una edad, le da pánico que sus familiares y conocidos puedan descubrir todo esto, porque sería reconocer que "no sabe ligar", por lo tanto tuve que llevar mi aprendizaje autodidacta en el más estricto secreto.

Si no podía contárselo a mis mejores amigos ¿qué podía hacer? La respuesta era contárselo a desconocidos, a gente anónima que ni yo conocía, ni ellos me conocían a mi. ¿Quién me podía ofrecer esa fantástica alternativa? Internet. Y así lo hice, abrí un blog gratuito de Wordpress, que con los meses se convirtió en mi blog SeduccionySuperacion.com

Así fue como poco a poco empecé a escribir casi a diario en Enero de 2008, primero unos tímidos artículos donde comentaba mi primeros pasos en el mundo de la seducción, los fallos que cometía, mis impresiones, las cosas que iban pasando cuando salía un fin de semana a conocer mujeres...hasta que en 2009, con más experiencia y unas cuantas horas de practica a mis espaldas, comencé a cambiar la dinámica del blog y añadir mis propias teorías basadas en lo que yo mismo había experimentado. Seguí estudiando la seducción, practicando y mi web crecía día a día en visitas, cada vez más personas comentaban y me daban su apoyo para que siguiese adelante.

Me había enganchando a escribir, escribía todos los días, cuando no era para contar una salida el fin de semana por la noche, era para dar alguno consejo o explicar algo que los lectores podían utilizar para mejorar. Era una sensación interesante la de escribir y se leído, sobre todo mis mejores artículos nacían de la hora dulce, a las tantas de la madrugada, cuando todos duermen y te sientes libre, pudiendo escribir sin ninguna tipo de presión social, sin importante que nadie te juzgue.

La seducción es un tema que no suele dejar indiferente a nadie, es llamativo, todo el mundo conoce algo pero realmente desconoce en realidad cual es el enfoque que le damos. Y a los medios de comunicación les sucede lo mismo, por eso empecé a recibir emails de radios, televisiones y prensa interesadas en el mundo de la seducción y los seductores. Pero mi sorpresa fue cuando el periódico EL MUNDO me pidió asistir a uno de mis talleres para grabar mi trabajo y hacerme una entrevista. Esto sucedió en el verano del año 2009, y todavía recuerdo que al día siguiente de emitirse el reportaje tanto en el propio periódico como su pagina web, mi teléfono echaba fuego y mi bandeja de correo estaba saturada de emails de radios y otras cadenas que también querían hacerse eco de la noticia.

Me sentía como si fuese un famoso, no olvidaré nunca esa semana, y el motivo fue porque entre todos los emails de radios, revistas y cadenas de televisión había uno que tenia como asunto "Proyector Editorial", mi corazón ya latía a mil por hora y cuando lo abrí y leí "Hola David. Soy de la editorial La Esfera de los Libros y estábamos interesados en contactar contigo para hablar de un proyecto editorial. Esperamos tus noticias. Un saludo y gracias." O podéis imaginar como me quedé al leerlo.

Y pensé ¿soy capaz de escribir un libro? Parecía que ya estaba todo dicho. Me reuní con la editorial, estaba hecho un mar de nervios pero ilusionado por tener la oportunidad de dar un salto en el esfuerzo que estaba haciendo para intentar ayudar a la gente que me leía y me daba ánimos. La editorial me pidió un manual de seducción, sin tecnicismos, que fuese ameno de leer y que no superase las 300 páginas. Sobre todo un libro dirigido a las personas que desconocían la seducción y querían dar sus primeros pasos teniendo una "guía" para no perderse.

Acepte el reto, y pase todo el 2010 escribiendo borradores, corrigiendo, añadiendo y quitando de aquí y de allá, enviándole el borrador a otros compañeros para que me diesen su opinión. Yo ya había leído más de una docena de libros sobre seducción, y el principal problema es que todos me parecían demasiado serios, era como leer un libro de la facultad con teoría por todos lados, libros impersonales que decían lo mismo pero con diferentes palabras. Intenté no escribir más de lo mismo y hacer el libro que a mi me hubiese gustado leer cuanto empecé. Para conseguirlo aposté por algo arriesgado, sin saber si la Editorial me daría el visto bueno, novelar el libro, escribiendo un manual de seducción novelado que mezclaría consejos, técnicas y ejemplos con experiencias personales, mis fracasos y éxitos, vivencias que viví entre los años 2007 y 2010, con el objetivo de que el lector acompañase mi evolución a lo largo del libro, a modo de diario.

Y al final cuando pensaba que no iba a llegar a los plazos que me había marcado la editorial, lo conseguí, les entregué el borrador y unas semanas después recibía en mi casa los primeros ejemplares del libro en papel. Recuerdo que lloré de alegría, un año de trabajo escribiendo (más los años que había pasado practicando intentando mejorar y superarme), se veía recompensado con mi primer libro. Lo había logrado, fui capaz de hacer lo que en 2007 cuando leía otros libros creía impensable.

Escribí Secretos de un seductor primero por mi, para demostrarme que era capaz de hacer cualquier cosa que me propusiese, y también para todas las personas que cada día me leían y esperaban lo mejor de mi para motivarse y superarse a sí mismos. El libro me permitió darme a conocer, no solo como seductor sino también como escritor. Gracias a este libro, gracias a la Editorial que confió en mi, gracias al apoyo de la gente, cumplí el sueño de ser escritor, y voy a seguir escribiendo mientras que hacerlo me haga feliz. Un abrazo y gracias por haber llegado hasta aquí.

Primeras páginas de Secretos de un seductor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...