Olvidar lo que crees que sabes

"Cuando por primera vez en mi vida pensaba que las cosas podían comenzar a salirme bien, y que iba por el buen camino, me encontraba con que no sabía nada. No sabía ligar. No, al menos, como lo haría un seductor. Sabía emborracharme hasta acabar mareado, y así quizás atreverme a lanzarme encima de las chicas hasta que una me hiciese algo de caso. En eso era todo un experto. Me repugnaba actuar así, y más todavía ahora que sabía que las cosas se podían hacer de otra manera. Eso era lo que me corroía por dentro; saber que había otra forma de hacer las cosas. Y no ser capaz de hacerlo..."


pagina 33 "Primeras dudas"

Secretos de un seductor de David del Bass 

Una de las cosas que más les cuesta a los hombres que están dando sus primeros pasos en la seducción es el de olvidar todo lo que creen que saben, me explico, cuando nadie te enseña sobre un tema (en este caso vamos a hablar de ligar) y tienes aprender por tu cuenta de forma autodidacta, lo normal es aprender por observación, por ejemplo de las comedias románticas que vemos en el cine donde un buen chico al final enamora a la chica regalándole flores e invitándola a cenar. Quizás los que tengan hermanos mayores hayan visto a estos con novia, o directamente se comentaban cosas en el corrillo de amigos del colegio.

El caso es que en el 90% de los casos, aprendemos de estereotipos que no son los que en realidad funcionan, sí en las películas pero no en la vida real, lo que nos conduce a desengaños y a frustraciones. "¿Pero si estoy actuando igual que el actor de esa película donde al final se casa con la chica y son felices?" te dices a ti mismo, y terminas por no entender absolutamente nada.

Al leer el primer manual de seducción que tuve en mis manos, lo que más me impacto fue leer toda la lista de errores que solemos cometer los hombres, y vamos no podría haberlo definido mejor, los cometía todos. Y la idea era, bien, ya conoces en que estas fallando, no puedes volver a repetirlos, pero el problema aparecía cuando te dabas cuenta de que tú "método" de ligue eran esos errores y si te los quitaban no te quedaba nada, estabas en blanco, como si hubieses formateado el sistema.

Recuerdo que fue duro hacer ese trabajo de olvidar lo que creía que sabia y aprender cosas nuevas para obtener resultados diferentes a los que había tenido hasta el momento, pero puedo decir que mereció la pena, y que al final, si eres constante y te esfuerzas, puedes llegar a ser muy bueno en lo que te propongas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...