Aprendiendo a dar un masaje tántrico a una mujer

El pasado mes de Diciembre me animé a probar mi primera experiencia tántrica en el mundo de los masajes, y me gusto tanto que no he podido evitar repetir la experiencia, pero esta vez con algunas variaciones.


Decidí conocer nuevos lugares y me acerqué a Majestic Massages, uno de los centros de masajes con mejor reputación de Madrid, en Plaza de Santa Ana, muy cerca del metro de Sol.

Cuando la dueña me preguntó que tipo de masaje quería disfrutar, le comenté que ya había probado anteriormente un masaje tántrico en otro centro y quería saber que me recomendaba ella, algo diferente y original. Me sugirió que probase el masaje Gelium, que es un tipo de masaje donde es la persona la que tiene que darle el masaje a la masajista. Nunca había probado algo así, y no lo dude en animarme a probar la experiencia. Pasé a una habitación amplia, decorada al estilo árabe, llena de telas en el techo, cachimbas, incienso, lamparas colgantes y todo iluminado tenuemente por velas.

Me duché y esperé tumbado en los cojines del suelo a que llegase la masajista, pero no fue una, sino dos, Nina y Valeria, dos chicas espectaculares. Nina se tumbó cubierta solo por un pequeño tanguita negro y Valeria se ofreció a ser mi guía particular, enseñándome ella misma como dar un masaje erótico a Nina, con aceite, masajeando todo el cuerpo, empezando por los pies, piernas, gluteos, espalda y brazos, tanto boca abajo como boca arriba.

Fue una sensación muy excitante, estar los dos juntos, al mismo ritmo masajeando todo el cuerpo de Nina, utilizando las puntas de los dedos, las palmas de las manos, los nudillos, antebrazos e incluso nuestro propio cuerpo.


Disfruté mucho de un momento tan intimo y sensual, y sobre todo me ayudo a ponerme en la piel de la masajista, no siempre como la persona que lo recibe.

Además aprendí muchos trucos y técnicas muy interesantes gracias a Valeria, habilidades que ha adquirido después de años como masajista. Desde aquí aprovecho para mandarles un saludo y darles las gracias por hacerme sentir tan cómodo en su compañía.

Espero poder poner en práctica todo lo aprendido con una chica dispuesta a disfrutar de mis maravillosas manos :) y seguramente seguiré explorando este mundo de los masajes y del sexo tántrico que tanto me apasiona, un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...